#SinMordazas

A las 00:00 horas del próximo miércoles 1 de julio de 2015 entrarán en vigor la Reforma del Código Penal y la Ley de Seguridad Ciudadana, popularmente conocida como Ley Mordaza, leyes que sancionan, prohíben y criminalizan prácticas tan normalizadas como parar un desahucio o asistir a una persona sin papeles. Leyes que castigan la pobreza, la solidaridad y la protesta.

Lo hacen en nombre de la seguridad ciudadana, pero son la respuesta de quienes sienten cualquier iniciativa social como una amenaza a sus privilegios. Emanan de su incapacidad para vivir con alegría el despertar de la gente, la toma de calles, la defensa de derechos laborales o el uso de plazas como espacio de reflexión colectiva. No entran en vigor para garantizar la seguridad ciudadana sino para convertir en ley su temor, el miedo que les despierta el deseo de democracia. Por eso se defienden atacando.

En los últimos meses, su aprobación ha despertado la preocupación y el rechazo de una amplia mayoría social, lo que ha supuesto que organismos nacionales e internacionales como las Naciones Unidas o el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa las critiquen duramente. El último ha sido el Tribunal Constitucional, que ha admitido a trámite un recurso de inconstitucionalidad.

Sin embargo somos las personas que defendemos diariamente el derecho a la vivienda, las que creemos en el derecho a la información libre, las que tomamos la calle reclamando educación pública y sanidad universal, las que no tenemos papeles, las que sufrimos las consecuencias de un empleo precario o quienes simplemente vemos en el deseo de democracia y la organización espontánea de la gente un motivo de celebración, las que tenemos el verdadero poder de cambiar las cosas. Por ello, una vez agotadas todas las vías posibles, solo nos queda una alternativa: la de no consentir, la de no refrendar sus leyes con nuestro silencio.

Así, a falta de pocos días para su entrada en vigor, nos posicionamos desobedeciendo activamente a estas leyes injustas y te animamos a sumarte, a difundir entre tus círculos y redes, a mostrar tu rechazo y a manifiestar sin temor que estas leyes también te afectan.

Contigo es posible.

Permiso de maternidad

La duración del permiso o baja maternal es de 16 semanas ininterrumpidas, ampliables en dos semanas más por cada hija o hijo a partir del segundo, en casos de parto múltiple. El periodo se distribuye a opción de la trabajadora siempre que 6 semanas sean inmediatamente posteriores al parto (descanso obligatorio).

En caso de nacimiento de un bebé con discapacidad, el permiso se amplía dos semanas más.

En los supuestos de adopción o acogimiento, tanto preadoptivo como permanente o simple, de conformidad con el Código Civil o las leyes civiles de las Comunidades Autónomas que lo regulen, siempre que su duración no sea inferior a un año, aunque éstos sean provisionales, se distinguen dos supuestos:

  • Menores de 6 años, la duración del permiso es de 16 semanas ininterrumpidas, ampliables en dos semanas más en caso de adopción o acogimiento múltiple por cada hija o hijo a partir de la segunda o segundo. El periodo se contabiliza a elección de la persona trabajadora, bien a partir de la fecha de la decisión administrativa o judicial del acogimiento provisional o definitivo, o bien a partir de la decisión judicial por la que se constituya la adopción.
  • Menores a partir de 6 años, la duración del permiso es de 16 semanas ininterrumpidas en los siguientes casos:
    • Menores con discapacidad
    • Menores con especiales dificultades de inserción social y familiar, por sus circunstancias o experiencias personales o por provenir del extranjero, debidamente acreditadas por los servicios sociales competentes.

En el supuesto de discapacidad del menor adoptado o acogido, el permiso tendrá una duración adicional de dos semanas más, en total 18 semanas.

En los casos de adopción internacional, cuando sea necesario el desplazamiento previo de los padres al país de origen del adoptado, el permiso podrá iniciarse hasta cuatro semanas antes de la resolución por la que se constituye la adopción.

En caso de fallecimiento de la madre, el padre (o el otro progenitor o progenitora) podrá hacer uso de la totalidad del permiso de baja por maternidad o de la parte que reste computado desde la fecha del parto. No se descuenta la parte que la madre hubiere disfrutado con anterioridad al parto.

Manual escrito por la Sección Sindical de CGT en AtoS

Recibido informe de la inspección de trabajo

Hemos recibido el informe de la inspección de trabajo referente a la denuncia que interpusimos desde la sección sindica.

Realiza un recorrido por todas las ausencias relacionadas con las leyes de prevención de riesgos y de salud laboral como la incorrecta iluminación, la colocación de las mesas, la ausencia de un plan de evacuación, de señalización, de exámenes médicos anuales, etc. A pesar de reconocer todo esto y dejar constancia por escrito no exige a la empresa que haga cambios para subsanar estas carencias. ¿Significa esto que la empresa puede no hacer nada? No, ni mucho menos. La inspección deja constancia por escrito y la empresa debe corregir estos puntos, pero no interpone sanción ni indica plazos. De hecho ya hemos visto que se ha repartido un cursillo de prevención de riesgos, se han ofertado los reconocimientos médicos o se ha puesto iluminación en las vías de escape así como cambiado y colgado de las paredes los extintores.

Adjuntamos escaneado de las cuatro páginas del informe

https://cgtgenexies.wordpress.com/?attachment_id=59
https://cgtgenexies.wordpress.com/?attachment_id=54
https://cgtgenexies.wordpress.com/?attachment_id=55
https://cgtgenexies.wordpress.com/?attachment_id=56

Aspectos legales del cambio de oficina

Supuestamente dentro de un año nos mudaremos de oficinas de las actuales en Pio XII a otras en Pozuelo de Alarcón. En nuestros contratos figura como lugar de trabajo el municipio de Madrid o, en algunos casos, la dirección misma en la que estamos trabajando.

En la reunión informal que tuvimos sobre este cambio antes del verano se dejó caer que dicho traslado no tenía ninguna implicación legal. Nada más lejos de la realidad. El traslado de las oficinas a un municipio diferente del especificado en el contrato del 100% de los trabajadores supone una Modificación Sustancial de las Condiciones de Trabajo (MSCT) y se rige en base al artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores. Según éste nos tendrán que notificar por escrito en un plazo mínimo de 30 días cuando llegue el momento del traslado y los trabajadores podremos decidir si queremos acatar el cambio con las implicaciones personales de traslado que nos impliquen a cada cual individualmente o si queremos, también individualmente, rescindir nuestro contrato por no convenirnos el nuevo emplazamiento.

En caso de que una persona quiera rescindir el contrato deberá especificarlo a la empresa durante el periodo de consulta por escrito. La empresa deberá finiquitar e indemnizar con 20 días por año trabajado o parte proporcional con un máximo de 9 mensualidades. El trabajador que no se considere perjudicado por el cambio de localidad del centro de trabajo no se verá indemnizado.

Para cualquier duda podéis contactar en el correo que hay en la sección Conócenos.